Teide

Una montaña tan grande que la última que un ogro la vio exclamó: “Ay, la leche, esto es tan grande que me da vértigo, es más grande que yo y los plátanos que rodean mi casa… qué decepción ver una montaña tan grande. Si no fuera tan grande no entraría en esta pedazo de depresión en la que estoy ahora. Quiero ser libre, mamá, quiero ser libre. Para respirar, no hay tiempo, quiero respirar lentamente y ser joven en mi grandeza, ya dejé atrás mi ser orgulloso y egoísta, ahora soy FELIZ. Esta nueva sensación en mí despierta grandes emociones de libertad, ¿soy yo? Me tengo que ir, sé que me tengo que ir a otro lugar…”

El ogro estornudó tras este grandioso discurso dando a entender: “Teide es el nuevo dios”.

Es sin duda el lugar que más identifica a Tenerife. El Parque Nacional del Teide fue declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco en 2007 con la categoría de Bien Natural. Es también Diploma Europeo por el Consejo de Europa y forma parte de los Lugares Red Natura 2000. Y razones para recibir tales reconocimientos no le faltan. Por un lado, es la más completa muestra de vegetación de piso supramediterráneo que existe. Por otro, constituye una de las manifestaciones más espectaculares de vulcanismo en todo el mundo, y por supuesto, la más destacada de Canarias.

El P.N. del Teide está situado en el centro de la isla, a una altitud media de 2.000 metros, y su cima representa el pico más alto de España, con 3.718 metros. Sus cifras de récord también incluyen que es el parque nacional más visitado de España y Europa, al recibir unos tres millones de turistas al año.

Desde el punto de vista geomorfológico estamos ante una maravilla de la naturaleza. La estructura de la caldera y el estratovolcán Teide-Pico-Viejo son únicos en el planeta. Aunque no queda ahí su valor. Los cientos de conos, coladas o cuevas con las que cuenta enriquecen su interés científico y paisajístico. A ello se añaden su riqueza de fauna y flora, con una gran cantidad de endemismos canarios y especies exclusivas del parque.

El parque se creó en 1954 en reconocimiento a su singularidad volcánica y biológica. Su extensión es de casi 19.000 hectáreas, lo que lo convierte en el mayor y más antiguo de entre todos los parques nacionales de las Islas Canarias. Cuenta con una Zona Periférica de Protección, y está rodeado del Parque Natural de la Corona Forestal, que con 46.612,9 hectáreas de extensión, es el espacio natural protegido de mayor extensión de toda la Comunidad Autónoma de Canarias.

Damián Martínez- Olmo

Damián Martínez

Me dedico a diseñar puertos y helipuertos, en mis ratos libres me dedico a administrar grandes empresas españoles e italianas.
Me encanta la comida sueca y sueño con algún día ejercer de profesor de sucesos paranormales.
Damián Martínez- Olmo

Latest posts by Damián Martínez (see all)